PAB 355/2019

LAUDO ARBITRAL DICTADO EL DÍA 21 DE JUNIO DE 2019 POR LAS PERSONAS QUE CONFORMAN EL CUERPO DE ÁRBITROS DEL TRIBUNAL LABORAL DE CATALUÑA, DOÑA Mª JOSÉ ABELLA MESTANZA; DON JOSÉ IGNACIO GARCÍA NINET Y DON JUAN IGNACIO MARÍN ARCE, COMO VÍA DE SOLUCIÓN AL CONFLICTO EXISTENTE EN LA EMPRESA PCB (EXPEDIENTE PAB 355/2019).

El Comité de Empresa de PCB y la representación legal de la empresa solicitan el arbitraje del Tribunal Laboral de Catalunya para dirimir la siguiente cuestión:

“D’acord amb la normativa legal i convencional d’aplicació, determinar si procedeix la rebaixa automática del crèdit sindical de les persones que conformen el Comitè d’Empresa, en cas de produir-se una disminució de plantilla amb posterioritat a la celebració d’eleccions sindicals, concretan i especificant els paràmetres per poder dur a terme el càlcul i còmput corresponent”.

A N T E C E D E N T E S

  1. En 18 de Octubre 2016 se celebraron elecciones sindicales en PCB resultando elegido un Comité de Empresa de nueve miembros, como correspondía a una plantilla de 109 trabajadores, según censo conforme entre las partes. Los representantes elegidos fueron seis de CCOO y tres de UGT.
  2. A principios del mes de Agosto 2018 la empresa comunicó por escrito al Comité de Empresa que, con efectos del día 9 de Agosto 2018, el crédito horario de veinte horas mensuales que venían disfrutando cada uno de los miembros del Comité de Empresa pasaría a ser de quince horas mensuales para cada uno de ellos, consecuencia de haberse reducido la plantilla de la empresa a 98 trabajadores.
  3. A efectos de comprobación de la evolución de la plantilla, En 9 de Noviembre 2018 el Comité de Empresa solicitó se le hiciera entrega del Censo Laboral actualizado, lo que fue respondido en sentido negativo por la responsable de RRHH de PCB, amparándose en la normativa reguladora de la protección de datos de carácter personal.
  4. Por acuerdo/convenio de ámbito de empresa los miembros del Comité de Empresa acumulan trimestralmente las horas del crédito horario.
  5. De los informes trimestrales de actividad del Comité de Empresa de PCB, que han sido aportados como prueba al expediente, consta acreditado que ninguno de sus miembros consume la totalidad del crédito horario de que dispone. El porcentual medio de utilización en el conjunto del año 2018 oscila entre un 35 % y un 75 %.

Consta asimismo el acta de la reunión celebrada entre el Comité de Empresa y la Dirección de RRHH de PCB, de 15 de Febrero 2019, en cuyo punto 8º, y con el título “Crèdit horari dels representants dels treballadors”, se dice: “AL vol confirmar si s’ha avançat en el tema del crèdit d’hores del representants. El CE considera que el seu crèdit horari es de 20 hores mensuals tot i que confirme que actualmente no s’han sobrepassat les 15 hores mensuals. Han donat trasllat a fer accions legals als sindicats que els assessoren i s’intentarà no sobrepassar les 15 hores mensuals mentre no es resolgui  la consulta”.

  1. En 9 de Abril 2019 el Comité de Empresa de PCB presenta escrito introductorio al trámite de mediación, ante la sede de Barcelona del Tribunal Laboral de Catalunya.
  2. Intentada la mediación Ante la Delegación de Barcelona del Tribunal Laboral de Catalunya en fecha 8 de Mayo 2019, expediente PMB-0297/2019, el acto concluyó con acuerdo de las representaciones de las partes en el sentido de someterse al arbitraje del Tribunal para la resolución de la cuestión objeto de la controversia.
  3. Constituido el colegio arbitral tras la intervención de la Comissió de Mediació del Tribunal Laboral de Catalunya, y aceptada la designación por los árbitros nombrados, fueron convocadas las partes en trámite de audiencia para el día 6 de Junio 2019 en que comparecieron ambas representaciones, defendiendo sus respectivos puntos de vista y presentando sendos escritos de alegaciones en unión de los documentos que consideraron oportunos en apoyo de sus respectivas pretensiones.

Las partes concretaron sus posiciones en los siguientes términos:

a)          La letrada Sra. Domínguez, de Gabinete Jurídico de CCOO, que asesora al Comité de Empresa, sostiene que no puede reducirse el crédito horario de los representantes legales del personal sin confeccionar el censo laboral actualizado, a efectos de determinar la dimensión de la plantilla conforme a las reglas del artículo 72.2 del Estatuto de los Trabajadores.

El Presidente del Comité de Empresa argumenta, además, que de la misma forma que el número de representantes se mantiene inalterado hasta que se celebren nuevas elecciones, aunque la plantilla disminuya, la duración del crédito horario ha de mantenerse igual.

b)          La representación de la empresa sostiene que los artículos 67 y 68 del Estatuto de los Trabajadores regulan cuestiones distintas. El 66 y el 67 se refieren a la composición del Comité de Empresa, número de miembros y duración del mandato electoral; mientras que el 68 regula las garantías de los representantes elegidos, y en su apartado e) relativo al crédito horario, vincula su extensión al número de trabajadores en plantilla.

Alega, además, que el PCB pertenece al sector público, y por tanto, obligado por las normas presupuestarias que exigen una correcta gestión de los recursos, con respeto a los principios de eficacia, economía, eficiencia y austeridad.

  1. Para un mejor conocimiento los árbitros solicitaron a la empresa información de la evolución de la plantilla desde el pasado mes de Julio 2018, y en concreto: TC’s, con indicación de fechas de alta y baja, y tipos de contratos.
  2. Consta acreditado que la plantilla de PCB ha experimentado la siguiente evolución:

Julio 2018:             103

Agosto 2018:           97

Septiembre 2018:   97

Octubre 2018:        98

Noviembre 2018:    96

Diciembre 2018:      97

Enero 2019:           93

Febrero 2019:        94

Marzo 2019:           94

Abril 2019:             95

Mayo 2019:            96

Siendo esta reducción producto básicamente de una externalización cuya licitud no discuten las partes.

F U N D A M E N T O S   D E   D E R E C H O

PRIMERO.-  La norma aplicable al caso que nos ocupa es el artículo 68 del Estatuto de los Trabajadores, y concretamente su apartado e).  Bajo el título de “Garantías” de los representantes legales de los trabajadores, señala el precepto:

“Disponer de un crédito de horas mensuales retribuidas cada uno de los miembros del Comité o delegado de personal en cada centro de trabajo, para el ejercicio de sus funciones de representación, de acuerdo con la siguiente escala: delegados de personal o miembros del Comité de Empresa:

1º.- Hasta cien trabajadores, quince horas.

2º.- De ciento uno a doscientos cincuenta trabajadores, veinte horas.

3º.- De doscientos cincuenta y uno a quinientos trabajadores, treinta horas.

4º.- De quinientos uno a setecientos cincuenta trabajadores, treinta y cinco horas.

5º.- De setecientos cincuenta y uno en adelante, cuarenta horas.

Podrá pactarse en convenio colectivo la acumulación de horas de los distintos miembros del Comité de Empresa, y en su caso, de los delegados de personal, en uno o varios de sus componentes, sin rebasar el máximo total, pudiendo quedar relevado o relevados del trabajo, sin perjuicio de su remuneración”.

Este artículo constituye una clara manifestación de lo que la doctrina ha venido llamando “la dimensionalización de la empresa”.  En definitiva, la graduación de las cargas u obligaciones que se imponen a las empresas en función de su tamaño, medido éste por el volumen de su plantilla.

Podría ser de otra manera.  Cabría atender a la cifra de negocios, al volumen de facturación, o a cualquier otro parámetro, como hace, por ejemplo, la normativa fiscal.  Pero el Estatuto de los Trabajadores no lo hace así.  El Estatuto atiende, única y exclusivamente, al volumen de plantilla.

Los artículos 62 y 66 del Estatuto son otra muestra de ello:  el volumen de la plantilla es el que determinará el órgano de representación que corresponda, o el número de delegados de personal o de miembros del Comité de Empresa.

SEGUNDO.-  Puede afirmarse que la voluntad del legislador fue la de desligar el número de representantes, de la duración del crédito horario.

Si hubiera querido vincularlo habría bastado decir que, a un Comité de Empresa de nueve miembros, le corresponde un crédito horario de veinte horas mensuales para cada uno de ellos.  Y hubiera resultado tan inamovible, entre dos periodos electorales, como lo es el número de representantes.

Pero no lo hizo así.  Lo que hace el artículo 68 es introducir una nueva modalización, retomando el parámetro del volumen de plantilla, para distinguir claramente dos campos normativos.   De manera que el artículo 66 y el artículo 68 regulan materias, aunque relacionadas, distintas.

Por ello, las reglas de cómputo que rigen para la determinación del número de representantes, no resultan aplicables para la concreción de la cuantía del crédito horario.

TERCERO.-  La concreción del crédito horario se rige, única y exclusivamente, por las reglas del artículo 68, e); del que caben destacar los siguientes ítems interpretativos:

a)   La dimensión temporal: el Estatuto la establece en el mes.

El crédito de horas es mensual.  Se adquiere mes a mes, y se consume mes a mes.

Las horas no consumidas en un mes, no acrecen al mes siguiente.

Y ello, naturalmente, sin perjuicio de los pactos que puedan celebrarse sobre acumulación, personal o temporal.

b)   El ámbito espacial.  La unidad de cómputo, a todos los efectos, es el centro de trabajo.

Y,

c)   La concreción de la duración del crédito.  Y ésta, claramente, se hace depender del volumen de la plantilla.

Conforme a ello, el crédito horario tendrá la duración que corresponda a la plantilla del centro de trabajo en cada mes, de acuerdo con la escala del artículo 68, e).

Puede por tanto variar de un mes a otro. Tanto para aumentar, como para disminuir.  Y esta adaptación se producirá automáticamente, sin necesidad de observar procedimiento alguno, salvo la mera comunicación de la parte que lo pretenda modificar, debidamente justificada. Debe hacerse notar, en todo caso, que a juicio de los árbitros que suscriben, la empresa en este caso no lo justificó debidamente en el momento de su notificación al comité de empresa en agosto de 2018. Tal justificación no ha de resultar necesariamente del censo laboral, sino que puede realizarse mediante cualquier otro elemento de prueba del que resulta fehaciente el aumento o disminución de la plantilla a efectos de aplicación de la regla del art. 68 del Estatuto de los Trabajadores.

Así lo han entendido también las escasas resoluciones judiciales que han conocido de la materia, como la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 8 de Marzo 2012, o la del Tribunal Superior de Justicia der Castilla-León de 15 de Abril 2015.  Esta última con cita de otras anteriores del País Vasco y Andalucía.

Ninguna de ellas, no obstante, con valor jurisprudencial.

Por todo ello, de conformidad a los antecedentes y fundamentos de derecho expuestos, resolvemos

LAUDO ARBITRAL

En caso de que, con posterioridad a la celebración de elecciones sindicales, se produzca una disminución de la plantilla del centro de trabajo, que modifique los umbrales de la escala del artículo 68,e) del Estatuto de los Trabajadores, disminuirá automáticamente el crédito horario de los representantes legales del personal, pudiendo efectuarse esta adaptación al mes siguiente de registrarse la disminución de la plantilla del centro, sin necesidad de observarse procedimiento alguno, salvo la mera comunicación, debidamente justificada, de la parte que pretenda la modificación. Caso de que, con posterioridad se produzca un incremento de la plantilla, procederá automáticamente la misma adaptación, en sentido inverso.

En el plazo de siete días hábiles a contar desde la notificación del laudo, cualquiera de las partes podrá solicitar del árbitro la aclaración de alguno de los puntos de aquel, que tendrá que facilitarse en el plazo máximo de 10 días hábiles.

El trámite de aclaración faculta a cualquiera de las partes a solicitar del árbitro o árbitros, única y exclusivamente, la adecuada matización o esclarecimiento de alguno de los puntos contenidos en el laudo, sin que en ningún caso tal facultad pueda ser utilizada para rebatir las tesis recogidas en la resolución arbitral.

Fdo. José Ignacio García Ninet

Fdo. Mª José Abella Mestanza